lunes, 24 de junio de 2013

Historia de Zafra. Juventudes Musicales de Zafra "José Cabezón" (9).




Y nos sigue contanto D. Francisco: "Las Juventudes Musicales de Zafra seguían poniendo sus ojos en este lugar para los siguientes conciertos que comenzaban a organizarse. Y de ahí surgió la satisfacción y sorpresa para sus directivos, cuando se dieron cuenta de que, con la aquiescencia y satisfacción de las religiosas dominicas, estaban en posesión y disfrute de un inigualable local, restaurado magníficamente en su piso de madera y nueva iluminación, y con unas condiciones acústicas insuperables. 
 
Lo dicho anteriormente, no es sólo testimonio de un churretinismo local, sino que lo tenemos confirmado, en un testimonio de alguien que podía opinar con autoridad en dicha materia. En el año 1980, actuaba en esta iglesia el Cuarteto Hispánico Numen, con un éxito extraordinario, y que visitó varias localidades de la región extremeña. Uno de los componentes del mismo, el alemán Krakemberguer, en una carta dirigida a David Roldán, de Juventudes Musicales de Sevilla, le decía así: “La gira del cuarteto por la provincia de Badajoz funcionó perfectamente. Hallamos un ambiente agradable y fue coronado por un evento un tanto excepcional, el último concierto que dimos en la Iglesia de Santa Catalina de Zafra. Es difícil describir la sensación de tocar en este recinto; existe allí una acústica tan fuera de serie que nos quedamos maravillados. ¿Cómo definirlo? Precisión acústica de estudio, pero con quinientos años de patina. Se viene a demostrar nuevamente qué bien se sabía construir antaño, porque la nave de la iglesia es rectangular, con altura respetable, pero coronada por un maderamen mudéjar que seguramente quiebra eficazmente los sonidos que suben y los desparrama en forma uniforme por toda la nave. Nos consta que lo mismo se oye en la primera fila que en la última. Si por nosotros fuera, éste sería el sitio predilecto de grabaciones ambiciosas y si nuevamente nos llaman de TVE para un programa musical, trataríamos de que lo hiciesen aquí. Porque además no entra un solo ruido de la calle, porque ésta no es transitable para automóviles. ¡Qué privilegio!”.

No hay comentarios: