jueves, 27 de junio de 2013

Historia de Zafra. Juventudes Musicales de Zafra "José Cabezón" (12).





..."Esta suerte tan excepcional no la esperábamos los amantes de la música en Zafra, y tanto el suceso como sus circunstancias, eran descritas por don José Cabezón en la Revista de Feria de aquel año excepcional de 1992, en un artículo que él tituló “La realidad superó al sueño”:

 “¿Era posible todo eso? Pues sí lo era Y lo más hermoso aún era comprobar que, tanto músicos como solistas, percibían inmediatamente la veneración expectante de un público que abarrotaba el templo que, si no excesivamente entendido en música, aunque de todo había, vuelvo a repetir, con una apertura de sentidos próxima a la precedente al trance místico, sin duda sugestionados por el nombre de ROSTROPOVICH y por lo que, hasta entonces era un espectáculo visual”.

Y se estaba refiriendo don José Cabezón al principal artista de este acontecimiento entrando en la Candelaria, cuando en el artículo al que hacemos alusión, añade como dato curioso esta frase: “Por una de las puertas laterales de acceso al templo apareció la figura, de andares un poco torpes, de MSTISLAV ROSTROPOVICH, con un acompañante, que sólo él abultaba más que el Maestro y su “cello” enfundados juntos. Después de los saludos de rigor, dos peticiones, por supuesto, ambas en ruso: una percha para colgar su smoking y un cuenco para poner la comida a una pequeña perrita que traía en una especie de jaulita entro del equipaje ¡Caprichos o rarezas de los genios!”.

 La orquesta integrada por músicos jóvenes y dirigida por el también joven artista Andreas Delfs, abría su programa con la espectacular Obertura de “El Carnaval Romano” de Héctor Berlioz, y seguía con el mencionado concierto para “cello” de A. Dvorak, maravillosamente protagonizado por Rostropovich. La segunda parte estaba integrada por la Sinfonía “Nuevo Mundo” del mismo autor A. Dvorak.

Ante los aplausos del público que llenaba totalmente el amplio recinto de la Candelaria, el artista les obsequió a los innumerables oyentes con la interpretación de la Zarabanda de la Suite nº 2 para violoncello sólo, de Juan Sebastián Bach. La iglesia principal de Zafra resultó ser un magnífico auditorio completamente entregado al acontecimiento, ya que su ambiente también goza de una acústica desbordante, bajo los arcos de su bóveda gótica".

(Bibliografía: Francisco Croche de Acuña. Historia y crónica de la asociación cultural Juventudes Musicales “José Cabezón” de Zafra).

No hay comentarios: