viernes, 28 de junio de 2013

Historia de Zafra. Juventudes Musicales de Zafra "José Cabezón" (13).





 En el nuevo auditorio de Banesto
Las actuaciones de los artistas y conjuntos musicales, que venían a Zafra, distribuidos en unos nueve conciertos que tenían lugar a lo largo del año, iban a gozar de una novedad tan interesante, como era el encuentro y reconocimiento de un local más adecuado para sus actos, que iba a ser el Pabellón Banesto del recinto ferial.

Se refiere a este tema don José Cabezón con estas palabras: “En los dos últimos años hemos cambiado definitivamente de sede, no porque las entrañables y queridísimas monjas Dominicas nos insinuasen lo más mínimo, a pesar de la lata que les dábamos. Estimé una obligación dejarlas tranquilas, habida cuenta que cada vez estaban menos y con más edad (mucha edad).

En el año 1992, con motivo de la Feria Internacional Ganadera del Quinto Centenario, se estrenaba en Zafra el salón de actos del Pabellón Banesto, diseñado por el arquitecto local don Manuel Fortea Luna, que le daba al local una cubierta en forma de media esfera con un techo lobulado de cemento armado, pero que le confería unas excelentes cualidades de acústica perfecta para conciertos musicales. Desde entonces, Juventudes Musicales de Zafra, ha venido organizando sus conciertos en este magnífico local, donde los espectadores y oyentes pueden asistir con comodidad a estos actos desde mullidas butacas, unas sesiones musicales que vienen gozando de una cada vez más numerosa asistencia, por parte de los vecinos de Zafra y de los aficionados a la música de varios pueblos vecinos.

En su escrito de 1998, don José Cabezón alababa las condiciones acústicas y personales del Salón de Actos del Pabellón Banesto, cuando dice que el local está, “dotado de las más impensadas comodidades, gozaba al mismo tiempo de una acústica tan excelente si no mejor, como la de Santa Catalina”.

También nos refiere Cabezón, que lo que le ha movido a escribir otra vez sobre la música en estos apuntes suyos, que estamos comentando, había sido la noticia reciente de la adquisición, por parte del Ayuntamiento, de una casa que iba a reunir las más idóneas condiciones para transformarse en un Centro Cultural, que aglutinase las actividades de tal género, que nuestra sociedad viene demandando cada vez más seriamente, y que está haciendo falta en nuestra población, pero que aún no se ha llevado a cabo.

En aquel año, aún era muy prematuro hablar de lo que iba a ser este nuevo local proyectado, pero don José Cabezón afirmaba que se lo había oído hablar directamente al Señor Consejero de Cultura y Patrimonio de la Junta de Extremadura “que está verdaderamente interesado y dispuesto a dotar a Zafra de unas instalaciones más acordes con la vida cultural que a su juicio tiene aquí un eco único, dada las características e idiosincrasia de una buena parte de sus habitantes”.

Venían confirmadas estas afirmaciones por las palabras que don Francisco Muñoz, el dicho Consejero de Cultura y Patrimonio pronunciaba en la clausura del ciclo de conciertos de la temporada 1997-98, diciendo que Zafra era una de las localidades punteras en la promoción cultural de la región. Estas eran dichas palabras: “Se debe a que esta población tiene una tradición cultural importante y cualquier actividad que se organiza es muy productiva desde el punto de vista social.”


(Bibliografía: Francisco Croche de Acuña. Historia y crónica de la asociación cultural Juventudes Musicales “José Cabezón” de Zafra).

No hay comentarios: