sábado, 1 de junio de 2013

Historia de Zafra. Juventudes Musicales de Zafra "José Cabezón" (14).




El magno concierto de la Orquesta Nacional

El haber conseguido llegar hasta los veinticinco años de perfecto funcionamiento de esta Asociación, en una ciudad pequeña como lo era Zafra, exigía un reconocimiento, por parte de los organismos nacionales de España, y tras las gestiones personales que hizo don José Cabezón, con una carta dirigida a S.M. la Reina Sofía, por el Ministerio de Cultura, se conseguía que nada menos que la Orquesta Nacional de España actuara en Zafra, para dar realce a esta efemérides, en un extraordinario concierto celebrado el día 22 de septiembre del año 2000, en el local de la Caseta Municipal del Ferial, al que se le habían adaptado unas reformas, que hicieran más aceptable su acústica.

Era tan sólo la segunda vez que dicho primer conjunto orquestal y nacional intervenía en la región extremeña y, en aquella memorable ocasión, estuvo dirigido por el joven director don Álvaro Albiach, que había sido galardonado el año antes con el Gran Premio del Jurado y Premio del Público en el Concurso Internacional de Dirección de Orquesta. A este extraordinario evento acudieron cerca de dos mil personas, venidas de muchos pueblos y ciudades del entorno, siendo la segunda vez que una orquesta importante actuaba para los amantes de la música en la misma Zafra. El importe de los gastos que ocasionó dicho evento fue costeado por el Ministerio de Cultura, por la Caja de Extremadura, que aportó cerca de cuatro millones de pesetas y por el Ayuntamiento de Zafra, con el gasto precedente de un millón y medio de pesetas, que hubo de ser empleado para acondicionar la acústica de la Caseta Municipal.

El programa estuvo integrado por las obras musicales “El aprendiz de brujo”, el “Concierto de Aranjuez”, y la “Segunda Sinfonía de Brahns”. Intervino como guitarrista solista don José María Gallardo, quien en una de sus manifestaciones a los medios de comunicación declaraba que, ya en sus primeros años iniciales como músico, había actuado en Zafra. El dinero recaudado por las entradas de los asistentes a tan interesante acontecimiento musical se destinó a unos fines sociales y benéficos de la localidad.

La información que nos suministra  don José Cabezón, en aquel escrito al que estamos haciendo referencia y que nos ha sido facilitado por su viuda la señora Toni Pons, terminaba con estas frases, que desgraciadamente nos están sonando al triste suceso de su muerte, que iba a tener lugar muy poco tiempo después:
“Lo mismo que digo esto, voy a decir esto otro. Las J.J.M.M. marchan ya estupendamente. Con los equipos de gobierno regional y local actuales no hay temor de frenazo, ni sinceramente físico, que ante un hipotético cambio, se atrevan otros a deshacer una labor de tal solera. Por eso es por lo que pienso que a mi ya me ha llegado el tiempo del relevo. He dedicado muchas horas de mi vida, con la mayor ilusión del mundo y la pacientísima benevolencia de mi esposa a la que hurté todo ese tiempo, a la consolidación de una afición, hacia la que para mi es la más bella de las Artes. Ahora ya es el momento de entregar los trastes a gente de más nueva sangre y renovadas ilusiones, para que sigan aupando las marcas de nuestra Asociación y con ellas el buen nombre de una ciudad, bonita entre las que más y dotada a la par, de una impronta y personalidad que tanto nos reporta admiración como envidia (¡sana envidia, claro está!).

Estas palabras de don José, tan emocionadas de un hombre dedicado por completo a esta Asociación, al escucharlas ahora después de que ha sucedido su fallecimiento, nos resultan como una tétrica profecía de lo que iba a acontecer, cuando ya la enfermedad de la que padecía, estaba haciendo sus primeros asomos en su amenazado cuerpo. Sin embargo las Juventudes Musicales de Zafra, no han perdido su empuje que el doctor don José Viñuelas, primero como inspirador y organizador, y don José Cabezón después como efectivo continuador, que le siguió en la dirección, iniciaran desde hacía ya más de un cuarto de siglo, sino que con una nueva dirección sigue pujante y gozando de una numerosa audiencia que ha hecho ya famosos los conciertos que en Zafra se están realizando, para los amantes de la buena música.

Los agradecimientos de Juventudes Musicales de Zafra siempre han estado presentes en todos los anuncios que se han editado con la programación de cada sesión. La Junta de Extremadura, la Diputación Provincial y el Ayuntamiento de Zafra, con sus subvenciones y ayudas han estado siempre detrás de estas celebraciones, ya que estas entidades han sabido calibrar la gran afición de los vecinos de esta ciudad por un arte selecto como es la música clásica. Y no se puede olvidar la cooperación del Hotel Huerta Honda y su propietario don Antonio Martínez Buzo, que, durante estos veinticinco años, ha promovido la publicación y difusión de los respectivos programas, en todos los conciertos que se han celebrado.


(Bibliografía: Francisco Croche de Acuña. Historia y crónica de la asociación cultural Juventudes Musicales “José Cabezón” de Zafra).

No hay comentarios: