martes, 22 de octubre de 2013

Historia de Zafra. Epílogo.

Hace algo más de dos años y medio, justamente el día 24 de febrero de 2011, pensé en dejar de escribir en el blog una vez agotada la idea inicial de blog político-ideológico donde pudiera debatirse sobre temas de actualidad. Así iba a terminar una pequeña aventura virtual bien acogida al principio por los lectores pero que luego fue decayendo. En el que iba a ser mi último artículo “político”, titulado “El coronel no tiene quien le escriba”, escribí: 
 
Un Sr. Anónimo decía hace unas semanas en un comentario a uno de mis artículos más o menos lo que reza el título de este artículo. Quizás hasta tuvo razón porque la verdad es que la participación en este blog ha decaído mucho en los últimos tiempos; casi todos sus antiguos moradores lo han abandonado, ya no hay intercambio de opiniones, ni siquiera de ofensas. Aún peor, el autor del mismo ya no tiene ganas de seguir interviniendo en la vida pública en ninguna de sus facetas, hecho por el que se esfumará de todas aquellas asociaciones para las que ha trabajado sin ánimo de lucro y dejará de escribir aquí. En el pasado pensé cerrar este blog en dos o tres ocasiones pero no sé por qué seguí con él; amigos míos esta vez ya no pienso en cerrarlo, simplemente lo cierro.
 
A partir de ahora seré un simple ciudadano que no tiene más remedio que pagar sus impuestos para mantener a una caterva de sinvergüenzas, impresentables y traidores. Sólo seguiré como guía del Museo, todo lo demás pasó a la historia. El blog quedará por Internet hasta que blogger decida suprimirlo.
 
Y en esta despedida final quiero recomendarles una cosa: no vuelvan a ir más a votar porque salga quien salga la cosa está clara, más de lo mismo. Que sean felices.
 
PD: sin tan imprescindible soy, ya saben contraten mis servicios; lo gratis se acabó.
 
Pasado unos días pensé que el blog podría cumplir otra misión: hablar de Zafra. Así que tras un tiempo de duda comencé a publicar algunas fotografías variadas para luego seguir con la publicación de fotos de Zafra; comenzaba la segunda etapa. Primero vinieron fotos modernas, luego fotos históricas. Y ya metidos en la historia de Zafra seguí con la publicación de las revistas de feria y luego con los programas de mano de los conciertos de Juventudes Musicales de Zafra.
 
El resultado ha sido muy desigual. Las fotos, tanto las modernas como las antiguas, interesaron y aunque no hubo apenas comentarios sí que se contabilizaron numerosas visitas. Por el contrario los programas de mano han interesado poco (sólo una media de unas seis visitas por página) pero a pesar de esta escasa audiencia decidí seguir hasta el final, por si a alguno le pudiera interesar la historia casi  completa de los conciertos celebrados en Zafra por JJ.MM. Ayer se culminó la aventura. 
 
¿Qué hacer ahora? ¿Seguirá el blog vivo? No lo sé, aún tengo que pensarlo. A todos los que se han interesado por él, muchas gracias.

3 comentarios:

josemarialama dijo...

Pepe, para algunos -como tú y como yo- hablar y escribir es como respirar; un acto casi instintivo, que no se piensa y que si deja de hacerse es que nos hemos ido al garete. Si me permites: ni se te ocurra dejar de dar la murga. Un abrazo.

Castúa dijo...

Espero que se mantenga aquí para que los anónimos como yo puedan disfrutarlo.
Seguro que encontrará otro nuevo hilo.
Saludos.

Juan C. Fernández dijo...

Te animo a seguir publicando. Creo que haces una buena y útil labor. Un saludo.